¿Por qué Burgos es un gran cocedero de mariscos de España?

¿Por qué Burgos es un gran cocedero de mariscos de España?

¿Por qué Burgos es un gran cocedero de mariscos de España? 1009 672 Pescafácil

La relación de la ciudad Burgos con el mundo de los productos del mar es mucho mayor de lo que podría pensarse para una pequeña ciudad de interior a 150 km del puerto más cercano.

Actualmente hay 4 industrias en procesadoras de Mariscos en Burgos, todas ellas importantes, que ponen esta ciudad como un punto clave del mapa europeo de la industria de productos del mar. Burgos es probablemente la localidad de mayor volumen de procesado de marisco en Europa, y sin duda, esto tiene una explicación.

Al igual que la historia de Pescafácil, la historia del resto de la industria del sector en la ciudad arranca cuando Don Ramón Llop Pardo decide en los años 60 entrar en Pescanova y crear para ellos la primera red local de distribución de productos del mar congelados. Aquella delegación fue la escuela donde se formaron muchos de los que luego han sido profesionales del congelado en la ciudad. Entre ellos estaba Don Eusebio Cuevas, que entró en el mundo de los productos del mar como administrativo y terminó fundando numerosas empresas vinculadas al sector en la ciudad. Don Eusebio fue el auténtico pionero e impulsor de la Industria del procesado de marisco en Burgos.

Aunque hubo algún antecedente fallido, el primer cocedero de marisco instalado en Burgos fue la ya desaparecida Antártida. Esta empresa creada a principios de los `80 por Eusebio Cuevas y su socio Enrique Trapero aprovechó la novedad del producto langostino ya cocido y listo para comer, para hacer que Antártida se convirtiera a principios de los 90 ́s en el mayor cocedero de mariscos de Europa, con un volumen de actividad difícilmente alcanzable ni siquiera hoy en día. A principios de los 2000 los propietarios decidieron vender la empresa a Pescanova, para incorporarla a su estructura empresarial, en la que no disponían de un cocedero de langostino. Desgraciadamente para la ciudad de Burgos, Pescanova montó otra planta de cocción de marisco en Galicia, y así unos años después decidió cerrar Antártida y aquella gran industria pionera desapareció.

Con la venta de Antártida a Pescanova parte del equipo profesional decidió abandonar el barco disconforme con el giro empresarial que había ocurrido. El capitán era Don Ignacio Cuevas, hermano de Don Eusebio, quien trabajó como financiero en la empresa de su hermano, y que fundó en 2002 la empresa Gambastar, aliándose en sociedad con Primstar, armadores holandeses de barcos de marisco.

Esta nueva empresa aprovechó la experiencia adquirida en Antártida y sus contactos comerciales, desarrollando una impresionante trayectoria de crecimiento que les ha posicionado como el mayor cocedero de marisco de España. De sus instalaciones iniciales en Burgos capital se trasladaron al poco tiempo a las actuales en la localidad de Valdorros, a la salida de Burgos, en la A1 dirección a Madrid.

Don Eusebio Cuevas no se quedó tranquilo tras la venta de Antártida a Pescanova, y cuando se desligó de esta planificó una alianza con los especialistas en surimi de Angulas para fundar Angulas De Aguinaga Burgos, hoy integrada ya en la matriz de Guipúzcoa. Levantaron una espectacular fábrica en el polígono de Villafría donde procesan además de langostinos, actividad con la que empezaron, pulpo y otros productos del mar. Don Eusebio no duró mucho en la sociedad, saliendo de ella a los pocos meses del inicio de la actividad.

Unos años después de esta salida todavía Don Eusebio Cuevas tenía energía para montar un tercer cocedero más en la ciudad: Langus, donde ha dado entrada a sus hijos para garantizar el futuro de esta sociedad. Un cocedero puro especializado en producto congelado para marca blanca y grandes clientes ubicado a pocos metros de la anterior Angulas de Aguinaga en el polígono de Villafría.

Y en paralelo a todas estas Pescafácil, naciendo de la misma escuela de Don Ramón Llop y creciendo a la sombra de Antártida al comienzo, es ahora el decano de los cocederos de marisco instalados en Burgos, una empresa renovada, moderna y tradicional a la vez, que cumple 30 años de actividad este 2023, y con un futuro ilusionante por delante.