¿Por qué siguen subiendo los precios de los langostinos?

¿Por qué siguen subiendo los precios de los langostinos?

¿Por qué siguen subiendo los precios de los langostinos? 1000 667 Pescafácil

Si bien las razones están relacionadas con la demanda y la oferta, también entran en juego eventos ocasionales como el COVID y la falta de contendedores, lo que afecta el mercado en general y a los precios.

Algunas consideraciones desde el punto de vista de:

1- La Demanda

Las importaciones de junio 2021 de langostinos en USA sobrepasaron las del mismo mes del año anterior en más de 50 millones de libras, lo que indica un crecimiento sostenido en la demanda del mercado americano.

Cuando comparamos los números totales de importación de langostinos en EEUU durante los primeros seis meses del año observamos que se han importado 200 millones más de libras que en el mismo periodo del 2020.

Lo sorprendente es que la temporada de consumo más importante está en los próximos meses, por lo que el incremento que se espera será aún mayor para el segundo semestre.

La situación provocada por el COVID ha llevado a las empresas procesadoras y de distribución de mariscos, especialmente de Europa, a tener un stock históricamente bajo. En estos momentos se hace muy difícil “reponer” esta falta de stock por la situación que hay en origen.

Llevamos un par de meses (verano) en que, ayudado por el progreso de vacunación de la población europea y norteamericana, se presentan más opciones de viajar, hospedarse en hoteles y salir de restaurantes, causando así una subida de consumo imprevisto.

Los consumidores, después de tanto tiempo sin poder hacerlo, están saliendo, visitando hoteles y restaurantes con mayor frecuencia, además se gastan más en productos de alto valor.

A pesar del COVID-19 y las dificultades de China con la subida de los precios del petróleo, la demanda en el gigante asiático de productos del mar, especialmente de langostinos, supera por mucho la oferta provocando subidas históricas (+ 20 %) en los precios de estos productos.

2- La Oferta

La producción de langostinos en EEUU en el primer semestre ha sido la más baja en los últimos 20 años. Estas cifras se componen de las capturas de los estados de Texas, Luisiana, Alabama y Mississippi, lo que ha hecho que los precios se disparen, provocando una gran diferencia de precios del producto local versus los langostinos provenientes de Asia y Sur América.

Ecuador está aumentando su producción (+ 700 mil MT al año) de manera tal que está muy cerca de la India como principal suplidor de langostinos del mercado norteamericano.

Las importaciones de USA desde Ecuador superaron a las de Indonesia, quien por muchos años mantuvo el segundo puesto como mayor suplidor del mercado americano (9 millones de MT por detrás de Ecuador en el 1er semestre del año 2021).

Vietnam hasta la fecha mantiene un buen ritmo de producción, pero sabemos que esto no durará mucho debido a la crisis provocada por la variante Delta del Covid-19 y sus dificultades de exportación a China.

La producción de México, al igual que la de Tailandia, ha estado muy por debajo de años anteriores. Su principal mercado es el americano.

China sigue siendo el país que más consume y demanda mariscos en el mundo. Sin embargo, sus políticas de control de mercancía de este año han provocado la suspensión de algunos proveedores de Ecuador y la India, así como de otros países, lo que ha puesto en aviso a los procesadores para buscar nuevos mercados.

La oferta de Langostino Austral (Argentina), para sorpresa de muchos, ha alcanzando hasta el mes julio un volumen récord de 43 mil TM (la cifra más alta desde 1989); no obstante, ese ritmo no parece ser sostenible en los próximos meses. Este producto tiene como principal destino Europa.

3 – Otros eventos externos

Hay serios problemas con la disponibilidad de contenedores, lo que ha provocado un aumento sin precedentes en los fletes y con previsión de seguir subiendo hasta final de año. Debido a las rigurosas medidas de las autoridades en Asia (sobre todo China y Vietnam), en cuanto a controles de contenedores que entran, hay mucho miedo de enviar mercancía a Asia y razón por la cual no hay suficientes contenedores en circulación. Hemos visto recientemente fletes que rondan los $ 12.000/contenedor cuando estos mismos costaban alrededor de $ 4.000 en el 2020.

Las fábricas presentan falta de mano de obra porque las autoridades locales no autorizan el viaje de los empleados a la fábrica por miedo de contaminaciones por COVID.
En China y Vietnam solamente las fábricas que pueden facilitar alojamiento a sus trabajadores, siguen procesando con cierta normalidad, sin embargo, estas medidas afectan a la cadena de suministro en general.

Los precios de los envases han subido y entre otras razones encontramos un incremento en la mano de obra, la inflación en las principales materias primas y la subida en el precio del petróleo.

Las exigentes medidas de control para el transporte, documentos sanitarios, etc., están provocando mucha demora en la salida del producto. Notamos retrasos de entre 2 o 3 semanas en la salida de contenedores por falta de permisos de las autoridades.

Por último, el impulso en las medidas de protección del medio ambiente, los cambios externos climáticos y aunque parezca difícil de creer, la escasez de mano de obra para este tipo de faena, han elevado los costos de producción.

Conclusión:
En nuestra opinión, los precios de los langostinos y mariscos, en general, deben mantener su tendencia alcista hasta finales de este año.