Siete tendencias en sostenibilidad empresarial para el Pacto Mundial de la Red Española

Siete tendencias en sostenibilidad empresarial para el Pacto Mundial de la Red Española

Siete tendencias en sostenibilidad empresarial para el Pacto Mundial de la Red Española 1200 1039 Pescafácil

Estas son las tendencias clave que definirán el panorama empresarial en el 2024, en aspectos relacionados con la sostenibilidad empresarial:

  1. Hacer negocios en un entorno incierto. “La incertidumbre y problemáticas poliédricas tales como posibles crisis energéticas, inflación y cambios tecnológicos acelerados. En este contexto, las empresas deberán transcender la mera búsqueda de rentabilidad y adoptar prácticas éticas y con un impacto positivo en el medioambiente, la sociedad y la economía.
  2. Despliegue normativo en sostenibilidad. “Las empresas se enfrentarán a nuevas obligaciones, como el reporting en materia de sostenibilidad, que comenzará a afectar a las grandes empresas.”
  3. Foco en la rendición de cuentas. “La transparenciaempresarial y la rendición de cuentas deberá estar al nivel de las normas, pero también de las expectativas sociales y de la comunidad inversora.”
  4. Participación positiva de las empresas en los ecosistemas públicos. “… las empresas deberán ser proactivas en la colaboración público-privada que favorezca los avances en la materia (sostenibilidad).La adopción de medidas que faciliten el logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y la eliminación de obstáculos para lograr resultados sostenibles…”
  5. Fijación de objetivos cuantificables. “En concreto: igualdad de género, resiliencia hídrica, acción climática, salario digno y financiación e inversión sostenible.”
  6. Transformación del sistema financiero. “… la necesidad de transformar el sistema financiero mundial… se vuelve esencial para abordar desafíos como la transición energética, el logro de los ODS, la adaptación climática y la lucha contra las inequidades.”
  7. Cadena de valor sostenible. “Progresos en la sostenibilidad empresarial, gestión de riesgos ante la interrupción de suministros, madurez en algunos sectores y en medianas empresas, han favorecido el caldo de cultivo perfecto para hacer de la gestión de la cadena de valor un asunto prioritario.”